2389941

CIUDAD DE MÉXICO.- Amás de tres de meses de la crisis sanitaria por el covid-19, los legisladores federales y locales han omitido ejercer los poderes fiscalizadores para revisar la actuación de los respectivos gobiernos para atender la emergencia.

2 Congresos estatales han creado comisiones especiales para dar seguimiento a la actuación de los gobiernos

Las administraciones federal y estatales han recurrido a la contratación de deuda, créditos y la aplicación de diversos estímulos fiscales que no han sido supervisados por los órganos legislativos, pese a que es parte de las facultades que se le atribuyen legalmente, la vigilancia de las acciones del Ejecutivo.

La Unidad para la Transformación de los Congresos (UTRA-C) de Transparencia Mexicana identificó que de 34 órganos legislativos que hay en el país –la Cámara de Diputados, el Senado de la República y 32 Congresos locales– sólo los de dos entidades han implementado estrategias para dar seguimiento a las acciones gubernamentales para atender la pandemia.

Apuntó que no existe claridad de los recursos ejercidos en el sector salud para el covid-19, debido a que no se transparentan a nivel federal y local.

LO PASAN POR ALTO

Como parte del ejercicio de revisión de los recursos que han ejercido los gobiernos para atender la emergencia sanitaria, Transparencia Mexicana identificó que únicamente dos congresos locales, el de Coahuila y el de Sonora, han tomado medidas para supervisar el ejercicio de recursos.

10 gobiernos estatales han notificado parte de los gastos que han realizado durante la emergencia sanitaria

El Congreso de Coahuila, de mayoría priista, conformó una comisión especial de seguimiento para la atención de la emergencia; sin embargo, señaló la organización, no tiene claridad en sus objetivos y alcances.

El otro caso es Sonora, con mayoría morenista, que también conformó una comisión especial.

Sin embargo, en el resto de los estados, los Congresos locales no han hecho uso de sus facultades para iniciar la revisión de los recursos que están utilizando los gobiernos ante el covid-19.

La mayoría de los Congresos locales están dominados por Morena y sus aliados –tienen mayor representación en 20 Legislaturas estatales–; mientras que seis son dominadas por el PAN, tres por el PRI, una por Movimiento Ciudadano y en dos no existe una fuerza política mayoritaria.

No obstante, las bancadas dominantes en 30 Congresos estatales no han establecido acuerdos para la revisión de los recursos, lo que tampoco ha sucedido en la Cámara de Diputados ni en el Senado de la República.

A CUENTA GOTAS

Hasta el momento, los gobiernos estatales no han presentado con claridad los recursos que destinan para atender la pandemia.

El análisis realizado por Transparencia Mexicana denominado Susana Vigilancia refiere que, en lo que respecta a la deuda pública, sólo Jalisco y Guanajuato han publicado información, que asciende a más de 11 mil 720 millones de pesos.

Indica que sólo cuatro gobiernos estatales publican información suficiente para estimar el total de los  créditos para empresas: Coahuila  utilizó recursos por 800 millones de pesos; Puebla, 540 millones; Sonora, 185 millones, y Zacatecas, por 70 millones. Los créditos de estos cuatro estados suman más de 1500 millones de pesos.

En tanto, Morelos, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz no transparentan en sus micrositios especiales sobre covid-19 los programas y anunciados.