HEROE

En la actualidad, aunque todo el mundo está de cabeza, hay gente que está haciendo todo lo que está en sus manos para ayudar a los demás.

 En un pueblo pequeño en Reino Unido, un hombre que prefirió guardar el anonimato, decidió alegrarle la vida a los 171 residentes mandándoles pescado y papas fritas todas las semanas mientras estén en cuarentena.La comida será hecha por el restaurante The Fox Inn de Denchworth.Dijo que le gustaría hacerlo como mínimo durante 12 semanas" y luego, dependiendo de "cómo vayan las cosas", podría aumentar la entrega hasta dos veces al día, dijo Stephen Davidson, propietario del local de comida. Stephen y su mujer cocinarán sus platos siguiendo todas las medidas de higiene para después repartir la comida entre voluntarios que la llevarán a todos y cada uno de los hogares de Denchworth.

Fuente: Excelsior