LIMPIEZA

Cuando realices las tareas de limpieza en el hogar, más vale que te asegures de desinfectar muy bien el baño, pues es uno de los lugares más contaminados dentro de la casa.Debido a que es uno de los sitios más húmedos, es el lugar perfecto para la concentración de bacterias y microorganismos. Pero, no te preocupes, aquí te decimos paso a paso como debes desinfectar tu baño de la forma más segura y eficaz posible.

Antes que nada, debes saber que tienes que realizar una limpieza del lugar por lo menos una vez a la semana y aplicar medidas preventivas de higiene diariamente.Para esta importante tarea, debes utilizar los productos más adecuados, como detergentes y principalmente una solución desinfectante, es decir, cloro, ya que es la opción más recomendable para eliminar bacterias.

PARA COMENZAR 

Antes de enfocarte en las paredes, la tasa del baño o el lavamanos, tienes que empezar por el piso. Barre toda la zona y utiliza escobas o escobillas.

REGADERA .- Una vez que haya sido barrida toda el área, es momento de pasar a la regadera. Para esta parte, debes agregar media taza (120 ml) de cloro en una cubeta llena con agua hasta la mitad. Sumerge la escoba en el líquido y talla fuertemente los pisos y superficies. Asimismo, con una escobilla refriega los azulejos y manchas de moho y jabón concentradas. No te olvides tampoco de tallar las cortinas o canceles de la regadera.

INODORO .- Rocía la superficie del inodoro con cloro y deja reposar el líquido por al menos 10 minutos. Luego talla la zona y enjuaga. Recuerda es el ligar donde más gérmenes se acumulan, por lo que debes de asegurarte de limpiar bien toda la tasa. Concentra el tallado en los bordes del inodoro porque es donde más se acumula la suciedad.También es recomendable limpiar diariamente la superficie de la tasa con un trapo humedecido en cloro y agua. De esa forma, mantendrás desinfectado tu baño mientras esperas toda una semana para limpiarlo a profundidad.

LAVABO .-  Asegúrate de quitar todos los residuos de pasta dental y habón. Utiliza una esponja sumergida en cloro y desinfecta toda la pieza. No olvides también limpiar el espejo, así como los vasos de los cepillos de los dientes. Para esta parte, utiliza un trapo impregnado también con el desinfectante.

MANTENER VENTILADO EL LUGAR .-  Ahora, una vez que hayas terminado la limpieza a profundidad, debes abrir puertas y ventanas para mantener ventilado tu baño. También es recomendable hacer esto para evitar la concentración de moho y malos olores.

Fuente: Excelsior