Un fotógrafo y cineasta sudafricano logró tomar en Botsuana una imagen impactante que muestra a un elefante que fue brutalmente matado y dejado con la trompa y los colmillos cortados.

Según informaron esta semana varios medios británicos, Justin Sullivan, de 28 años, estaba trabajando en un documental en la región cuando oyó a los residentes locales hablar sobre un elefante cazado furtivamente y pidió que le mostraran dónde ocurrió. La imagen, captada el año pasado con un dron, denominada 'Disconnection' ('Desconexión', en inglés), y la perspectiva de la foto, "da el contexto de la situación que jamás serías capaz de ver desde el suelo", indicó el fotógrafo, oriundo de la Ciudad del Cabo.

"La foto representa simplemente lo aislados y desconectados que estamos, no solo del elefante en aquel momento, sino lo desconectados que estamos de la situación", reiteró.

Advertencia: las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas

D 1s51cWsAAQHmz

" data-iframe-title="Твит из Твиттера" data-scribe="page:tweet" data-twitter-event-id="1">