Documento sin título

cgdc 3Por Martín Iglesias

Comunicar es un arte, hay que tener talento para hacerlo. Cualquiera habla o escribe, pero no cualquiera comunica; no cualquiera emite el mensaje correcto o se da a entender. Mucho menos cuando se trata de hacer que otros comuniquen lo que uno piensa es correcto.

Si algo le falta a este gobierno del estado, que creó muchas expectativas desde hace dos años, es saber comunicar, quizá porque las personas responsables de hacerlo creen que con darle una pinceladas a las actividades que realiza el gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, es suficiente, o llevarlo a unos cuantos medios que no representan la influencia en Quintana Roo, pero sí tienen un millón de seguidores en Tumbuctuc, la India, China, el Sahara, Arabia Saudita, pero no en los municipios del estado.

Lo peor, es que la comunicación social del gobierno de Carlos Joaquín, que en teoría está en manos de Haydé Serrano, depende completamente de lo que decidan los asesores de imagen, que radican en la Ciudad de México y no conocen nada de la idiosincrasia de las personas gobernadas por su cliente, que tiene características multicultural.

Súmele a este desorden, la falta de profesionalismo por parte de la titular de la Coordinación de Comunicación Social, que se incomoda porque algunos “libres pensadores” ponen el dedo en la llaga de su incapacidad, la que exhibe todos los días en los boletines que manda, en el intento por generar opinión social y en su desesperada estrategia para que todos los medios con los que tienen convenio salgan uniformados.

Por cierto, ya la paciencia de algunos medios está llegando al tope, pues les deben sus servicios desde noviembre pasado, sin que se paguen sus facturas, que están sustentadas por un convenio que obra en los archivos de la dependencia de Comunicación Social y en las administraciones de dichos medios.

La recomendación, no concejo, es que toda esa estructura burocrática con la que cuenta, casi 100 personas a su cargo, las ponga a trabajar, cuando menos en ver las transmisiones de streaming que se hacen; que puedan opinar de manera positiva, pues últimamente en casi todas las participaciones donde aparece el gobernador, las quejas son recurrentes, más que los reconocimientos. No dé por sobre entendido las cosas, no todo el que dice que imprime o tiene miles de seguidores es cierto, o suponer que una situación es cierta sin tener la completa confirmación de ello. El líder escucha, analiza, evalúa y toma decisiones; luego entonces, las cosas que realiza las hace por consenso, no por ocurrencias, como sucede desde hace un año en la Oficina de Comunicación Social del Gobierno del Estado.

SASCAB

Aunque todavía falta para que legalmente inicie el proceso electoral de 2019, donde se va a elegir 25 diputados, 15 de manera directa y 10 plurinominales, la mayoría de los que aspiran ya trabajan en sus respectivos distritos; ya entendieron que “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”. Lo criticable de este asunto, es que el “pre proselitismo” se haga con recursos públicos; ¿cuándo van a entender los que ocupan un cargo público que el dinero que se les asigna no es de ello o ellas?; es de los ciudadanos.

appstore.png Android-Application-Stores.png

aplicaciones ola

CURRENCY RATES
Powered by ExchangeRates.org.uk
captcha 
MR. Poppy