DestacadoLo mejor en Redes

Cuatro clientes de correo electrónico para gestionar tu correspondencia

0

La utilización de clientes de correo electrónico en los ordenadores personales ha caído mucho durante el transcurso de la pasada década, cosa que contrasta con el amplio uso que tienen las aplicaciones oficiales para móviles de servicios como Gmail y Outlook, las cuales son a fin de cuentas lo mismo, pero con un soporte restringido.

La caída de los clientes de correo electrónico ha tenido su página más rocambolesca con Thunderbird, la archiconocida aplicación de Mozilla. La fundación detrás de Firefox ha estado durante años intentando deshacerse de Thunderbird para luego tener que quedárselo, aunque poniéndolo debajo de Mozilla Corporation. A pesar del sabor a resignación que pudo dar dicha decisión en un primer momento, la realidad es que ahora hay ambiciosos planes para renovar la aplicación y hay una versión para Android en camino a partir de la conversión de K-9 Mail. Sí, los clientes de correo no viven sus años dorados, pero al menos Thunderbird vuelve a ser un desarrollo que merece la pena seguir de cerca.

Los clientes de correo electrónico son un tipo de aplicación que hace de interfaz con un servicio de correo electrónico que puede ser público (Gmail, Outlook, Yahoo… ) o encontrarse instalado en una infraestructura cerrada (por ejemplo una empresa). Entre sus funciones básicas están la de acceder a los correos electrónicos para leerlos y descargar los ficheros adjuntos, además de poder enviar mensajes mediante la creación de hilos nuevos o respondiendo a alguno que el usuario haya recibido previamente.

Obviamente, en medio es posible encontrarse con una gran cantidad de posibilidades, como la de enviar mensajes solo en texto plano o en formato HTML y la de lidiar con firmas electrónicas. Aunque parezca extraño, todavía es posible encontrarse a personas que desconfían mucho de los correos electrónicos en formato HTML por la posible incrustación de malware, aunque en cualquier caso es recomendable no visualizar ningún mensaje de origen sospechoso y nunca cargar las imágenes de forma predeterminada. Ya se sabe, con la seguridad, siempre con pies de plomo.

Clientes de correo electrónico

Fuente: Pixabay

En cuanto a la visualización de los correos electrónicos, los usurarios suelen emplear dos vías. La primera es Post Office Protocol, más conocida como POP3 en referencia a su tercera versión. Se trata de un protocolo que se encarga de descargar el correo electrónico para que pueda ser visto localmente y sin conexión a Internet, lo cual puede venir muy bien en contextos o situaciones en los que la conexión a Internet no es de calidad, pero a cambio se pierde mucho más espacio para el almacenamiento de datos. Debido a que los clientes de correo electrónico se usan cada vez menos y a la mejora de la calidad de las conexiones a Internet, su utilización ha ido cayendo hasta el extremo de que muchos clientes ya no ofrecen soporte de POP3, por lo que forzadamente se apoyan en IMAP.

Y por otro lado está Internet Message Access Protocol (IMAP), un protocolo estándar de Internet utilizado por los clientes de correo electrónico para recuperar mensajes de un servidor a través de una conexión TCP/IP. Ha sido diseñado con el objetivo de permitir la gestión completa de un buzón de correo electrónico por parte de múltiples clientes de correo electrónico, por lo que los clientes generalmente dejan los mensajes en el servidor hasta que el usuario decida eliminarlos explícitamente.

Con IMAP, los clientes de correo están conectados todo el tiempo al servidor y su interfaz permanece activa para descargar los mensajes bajo demanda. De esa manera pueden ofrecer unos tiempos de respuesta más rápidos para los usuarios, sobre todo en situaciones en los que hay una gran cantidad de mensajes.

Más recientemente, en 2019, fue presentado JSON Meta Application Protocol (JMAP), un conjunto de protocolos estándar abiertos de Internet relacionados para el manejo de correo electrónico. JMAP se implementa utilizando la API de JSON sobre HTTP y ha sido desarrollado como una alternativa a IMAP/SMTP y API de correo electrónico privativas como Gmail y Outlook. Actualmente se está trabajando en protocolos adicionales y modelos de datos sobre el núcleo de JMAP para el manejo de contactos y la sincronización del calendario con el propósito de ofrecer potenciales reemplazos para CardDAV y CalDAV. Eso sí, a nivel de uso, IMAP sigue siendo el predilecto.

Clientes de correo electrónico para móviles

Fuente: Pixabay

Y por último no podemos olvidarnos de Simple Mail Transfer Protocol (SMTP), un protocolo de comunicación estándar de Internet para la transmisión de correo electrónico. Los clientes de correo electrónico a nivel de usuario generalmente usan SMTP solo para enviar mensajes a un servidor para la retransmisión, generalmente a través del puerto 587 o 465.

¿Te has perdido con tanto protocolo y dato técnico? La realidad es que, desde hace mucho tiempo, los clientes de correo modernos tienden a configurar de manera automática cuando se intenta usar una cuenta de un servicio popular como Gmail y Outlook, lo cual obviamente reduce los conocimientos necesarios por parte del usuario. Por lo general y tras introducir la contraseña, lo normal es que la aplicación pregunte si se quiere emplear POP3 o IMAP para la recepción del correo electrónico, y como ya hemos dicho, muchas aplicaciones usan el segundo como única opción.

Tras exponer brevemente qué son los clientes de correo electrónico y los principales protocolos que usan, vamos a mencionar tres aplicaciones de ese tipo disponibles como mínimo para Windows y una exclusiva para Linux.

Mozilla Thunderbird

Empezamos con una de las opciones que ofrecen un soporte mulipltaforma potente, Thunderbird, que oficialmente abarca Windows, Linux y macOS y está preparando su desembarco a Android mediante la mencionada conversión de K-9 Mail. Además, es software libre al estar el código fuente de su aplicación para escritorio publicada bajo la licencia MPL 2.

Durante sus primeros años destacó por ser un cliente de correo sencillo y fácil de configurar que se lo ponía fácil sobre todo a aquellos usuarios que empleaban IMAP, una característica que desde hace tiempo no es ni mucho menos exclusiva y que posiblemente, en opinión de algunos, esté actualmente mejor implementada en otras aplicaciones.

Thunderbird

En la segunda década del Siglo XXI acabó en un estado de semiabandono y Mozilla mostró públicamente sus intenciones de deshacerse de Thunderbird, pero después de no encontrarle ninguna casa nueva, tuvo que quedarse con el cliente, aunque bajo una organización diferente.

Es una aplicación bastante completa y con soporte para calendarios, libretas de direcciones y el protocolo de comunicaciones Matrix. Por otro lado, su interfaz está siendo rediseñada para ajustarse a los tiempos que corren, aunque sigue arrastrando el inconveniente de no contar por defecto con soporte para Microsoft Exchange.

Mailspring

Otra opción que destaca por ser software libre y multiplataforma, con soporte para Windows, Linux y macOS. Mailspring soporta múltiples cuentas a través de IMAP y Office 365, bandeja de entrada unificada, gestos táctiles, temas y diseños, corrección ortográfica, gestión de contactos, la posibilidad de deshacer el envío y atajos de teclado avanzados. Sin embargo, posiblemente lo que muchos valoren sea que su diseño se ajusta más a las líneas que se suelen emplear en los últimos años en lugar de lucir como una aplicación de principios de siglo.

Mailspring nació como una bifurcación de otro cliente de correo llamado en un principio Nylas N1 y luego Nylas Mail. Sin embargo, el desarrollador principal decidió descontinuar el proyecto en septiembre de 2017 y tuvo el gesto de publicar su código fuente bajo la licencia MIT. A partir de ahí uno de los principales desarrolladores decidió continuar con su desarrollo mediante la creación del mencionado Mailsrping, pero relicenciando el código fuente a GPLv3 para así evitar que los proyectos derivados pudieran cerrarlo.

Mailspring pone a disposición una versión Pro por ocho dólares mensuales que ofrece un “poderoso soporte de plantillas”, perfiles de contactos enriquecidos, resúmenes de la empresa y la posibilidad de posponer mensajes. Pese a todo, la versión normal debería ser suficiente para un usuario común.

Mailspring

Microsoft Outlook

No podíamos olvidarnos del cliente de correo que tradicionalmente ha formado parte de Microsoft Office, así que cientos de millones de usuarios lo han tenido o lo tienen en sus ordenadores, aunque luego no lo usaran porque, para gestionar una única cuenta o dos, el uso de una aplicación de estas características solo se justificaría en caso de necesitar automatizar y/o un acceso rápido a la correspondencia.

Viendo su procedencia, es obvio que se trata de una aplicación privativa y que tiene como principal plataforma a Windows, aunque también soporta macOS y pone a disposición aplicaciones para Android e iOS que pueden obtenerse desde la Play Store y la App Store respectivamente.

Microsoft Outlook

Si nos centramos en el cliente de correo electrónico presente en la suite de Microsoft Office, estamos hablando de una aplicación muy utilizada en entornos empresariales (o al menos antes lo era), así que uno ya puede imaginarse que su valía está más que demostrada, aunque hace 20 años tuvo que introducir algunas barreras como el no cargar las imágenes por defecto en los mensajes en formato HTML para así evitar posibles ataques con malware.

Al igual que otras opciones mencionadas en este artículo, también cuenta con compatibilidad con calendarios, entre ellos CalDAV, iCalendar, SyncML y vCard 3.0, y es posible configurar una cuenta Gmail si el usuario lo desea.

Evolution

Y cerramos la lista con la aplicación exclusiva de Linux: Evolution. Muchos le echan en cara su interfaz vetusta y el hecho de ser un tanto áspero, pero es un cliente de correo que ha demostrado con creces su valía y además cuenta con soporte para Microsoft Exchange.

Evolution fue creado por Ximian, una compañía centrada en el desarrollo de productos en torno a GNOME y que fue creada por Miguel de Icaza, uno de los padres del mencionado entorno de escritorio. Tras cambiar varias veces de manos debido a la compra de Ximian por parte de Novell y las diversas reorganizaciones que ha vivido SUSE, en 2013 su desarrollo pasó a estar principalmente a cargo de Red Hat después de que SUSE decidiera desentenderse de Evolution en 2012. Actualmente forma parte de GNOME y las versiones para Windows y Mac fueron descontinuadas hace una década aproximadamente.

Es software libre, soporta IMAP y POP3 y con el paso de los años ha ido incorporando mecanismos para automatizar la configuración de cuentas de Gmail y Outlook, aunque también es capaz de integrarse con las cuentas configuradas a nivel del escritorio GNOME. A pesar de sus avances, puede resultar un poco áspero de configurar, pero es una aplicación que ha demostrado su valía y es una de las alternativas más sólida al Outlook de Microsoft Office para empresas.

Evolution

Conclusión

A pesar de estar lejos de vivir sus tiempos dorados, principalmente de cara a los usuarios comunes de PC, los clientes de correo siguen siendo muy útiles, sobre todo si se maneja una gran cantidad de cuentas de correo procedentes de servicios diferentes.

En incluso en caso de no usar una gran cantidad de cuentas de usuario, pueden ser una buena vía para mejorar y automatizar la propia organización personal.

Imagen de portada: Pixabay

La entrada Cuatro clientes de correo electrónico para gestionar tu correspondencia se publicó primero en MuyComputer.

Fuente : My Computer

Castillo renovará su gabinete tras renuncia de primer ministro de Perú

Previous article

Europa refuerza su posición en el TOP500 de supercomputadoras

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.

More in Destacado