Lo mejor en Redes

Microsoft mejora una de las limitaciones más importantes de Xbox Series S

0

Xbox Series S es una consola de nueva generación económica que complementa perfectamente a Xbox Series X. La diferencia entre ambas a nivel de especificaciones es grande, pero la diferencia de precio también es muy marcada, ya que la primera cuesta 299 euros (ha estado disponible por 260 euros) y la segunda tiene un precio recomendado de 499 euros, aunque normalmente es casi imposible conseguirla por ese precio.

A pesar de las diferencias en términos de potencia que existen entre ambas Xbox Series S mantiene todas las claves importantes, ya que cuenta con una CPU Zen 2 personalizada, integra una GPU Radeon RDNA2 equipada con 1.280 shaders y viene con una unidad SSD funcionando a 2,4 GB/s. Estas tres claves le permiten ofrecer una auténtica experiencia de nueva generación, aunque es verdad que tiene una limitación importante a nivel de memoria.

La configuración de memoria que utilizó Microsoft con la Xbox Series S se divide en 8 GB de GDDR6 con un ancho de banda de 224 GB/s (bus de 128 bits) y 2 GB de GDDR6 con un ancho de banda de solo 56 GB/s (bus de 32 bits). A efectos comparativos Xbox Series X tiene 16 GB de GDDR6 divididos en 10 GB de GDDR6 con un ancho de banda de 560 GB/s (bus de 320 bits) y 6 GB de GDDR6 con un ancho de banda de 336 GB/s (bus de 192 bits).

Xbox Series S

De esa cantidad de memoria una parte queda reservada al sistema y a las aplicaciones básicas, lo que hace que los desarrolladores de juegos solo tengan acceso a una parte de la misma. En el caso de Xbox Series S, sabemos que la cantidad reservada es de unos 2 GB, lo que significa que los desarrolladores solo tienen acceso a 8 GB para juegos. Esto ya está suponiendo una limitación importante que está dando más de un quebradero de cabeza a los desarrolladores, y para paliar un poco la situación Microsoft ha confirmado la llegada de una actualización que liberará «cientos de megabytes de memoria».

No tenemos una cifra concreta, pero esto quiere decir que la cantidad de memoria reservada al sistema y aplicaciones se reducirá en varios cientos de megabytes, y que gracias a eso los desarrolladores podrán acceder a más de 8 GB de memoria. Puede que la cifra final sea de 8,5 GB, una cantidad que a simple vista puede parecer una mejora menor, y ciertamente lo es, pero cuando nos vemos en valores tan ajustados esos 512 MB adicionales podrían marcar una diferencia notable. Como

Source

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.