DestacadoLo mejor en Redes

HDMI frente a DisplayPort en juegos PC: ¿Cuál es la interfaz más adecuada?

0

Para conectar un ordenador personal a una pantalla de visualización y alimentarlo de contenido necesitamos usar alguna de las interfaces normalizadas por la industria. Aunque hay otras más antiguas como DVI o VGA y otras más modernas como USB Tipo-C, las dos más avanzadas y populares en la actualidad son HDMI y DisplayPort.

Tanto si conectamos el PC a un televisor como si lo hacemos a un monitor informático, el objetivo principal es transportar contenido de vídeo y audio en las mejores condiciones. HDMI y DisplayPort son estándares avanzados que sirven para todo tipo de usos, pero ¿cuál de ellos es más adecuado para el exigente mundo de juegos en PC? Intentamos responder a una pregunta que se hacen muchos usuarios.

HDMI

High-Definition Multimedia Interface es una norma que la industria implementó para reemplazar al antiguo euroconector. Permite uso de vídeo de alta definición, cifrado y sin comprimir, además de audio multicanal también sin comprimir en un solo cable. Otras de sus ventajas son sus funciones como HDMI-CEC (control de electrónica de consumo de HDMI), que le permite controlar numerosos dispositivos con un control remoto. Su enfoque es claro y más allá de su uso en PCs, es la interfaz de elección en dispositivos multimedia conectados a grandes pantallas como televisores.

El conector estándar de HDMI es el tipo A y tiene 19 pines. El tipo B, con 29 pines, permite llevar un canal de vídeo expandido para pantallas de alta resolución. Están disponibles en tamaño completo (Tipo A), mini-HDMI (Tipo B) y micro-HDMI (Tipo C). Un punto claro a su favor es su extensión masiva, ya que puedes encontrarlo en cualquier tipo de dispositivo.

HDMI o DisplayPort en juegos PC

Entre sus desventajas, señalar que su conector es menos sólido que anteriores estándares de pantalla (como VGA) y tienen más facilidad para desconexiones accidentales y con ello fallos físicos o eléctricos. Otra crítica es la incorporación de una protección de contenido digital (HDCP) a modo de gestor de «restricciones digitales», que impide copia del contenido transmitido por el usuario.

HDMI ha recibido numerosas revisiones desde sus inicios en 2002. Las versiones más extendidas actualmente son la 1.4 y la 2.0. Ésta ha corregido las limitaciones en ancho de banda de versiones anteriores hasta 18 Gbps / s, para alcanzar 60 FPS en 4K y 144 Hz en 1080p. HDMI 2 también incluye importantes ventajas en otros apartados, el soporte para alto rango dinámico (HDR) y el soporte para la profundidad de color, hasta 10 y 12 bits. Esta versión ha mantenido la compatibilidad a nivel de cableado y pueden utilizarse los anteriores para obtener sus ventajas.

HDMI 2.1 fue la última versión de la norma en aparecer y supuso un punto y aparte en el estándar por el aumento del ancho de banda máximo hasta los 48 GB/s. Ello le permite acceder a resoluciones 8K y 10K a 60 Hz y a los 120 Hz en 4K. Además, en esta versión el HDR dinámico está disponible para todas las resoluciones y cuenta con otras funciones como la tasa de refresco variable, retorno de audio mejorado (eARC) y soporte para Dolby Atmos y DTS:X. A pesar de que fue presentada en 2017, todavía no ha sido desplegada masivamente.

Comentar que ya ha sido anunciada una nueva versión, HDMI 2.1a. Incluye una nueva característica denominada Mapeo de tonos basado en fuente (SBTM para abreviar) que supone una mejora de la tecnología de rango dinámico HDR que permite que la fuente de vídeo (sea un PC o consola de juegos) maneje el mapeo de tonos HDR en una pantalla de visualización como un monitor o televisor. Y lo citamos porque es una característica enfocada a ejecución de videojuegos, ya que debería permitir que los dispositivos combinen los gráficos HDR, SDR y HDR dinámicos para crear las imágenes que los desarrolladores programen.

DisplayPort

DisplayPort fue el último gran estándar de interfaces de pantalla en llegar al mercado. Propuesto por la organización VESA en 2008, fue diseñado especialmente para transmisión de contenido (vídeo, audio y datos) entre un PC y un monitor o múltiples. Su conector tiene 20 pines (32 en conectores internos para portátiles) y dispone de un pequeño mecanismo para asegurar su ajuste en dispositivos. Como en HDMI, puedes encontrar conectores de tamaño completo o reducido en tamaño (con las mismas prestaciones) Mini DisplayPort (MiniDP o mDP).

La versiones más usadas actualmente son la 1.3 y 1.4, con ancho de banda de hasta 32,4 Gbps. Ello abre las puertas a resoluciones 8K para 7.680 x 4.320 píxeles. La señal de audio soportada admite un máximo de 8 canales sin compresión, 192 kHz, 24-bit. También soporta opcionalmente restricciones digitales (DPCP) con cifrado AES de 128 bits y desde la revisión 1.1 admite protección de contenido mediante el más extendido estándar HDCP.

Su rango de frecuencias de vídeo máximas soportadas son diferentes. Todas las versiones de DisplayPort soportan 144 Hz a 1080p. La versión 1.2 soporta 144 Hz a resoluciones 2K. La v1.3 admite hasta 120 Hz en 4K o 8K a 30 Hz. La versión 1.4 escala hasta 144 Hz en 4K empleando la función Display Stream Compression (DSC) y soporta hasta 8K a 60Hz con HDR.

La última versión para el estándar es Display Port 2.0. La versión eleva el ancho de banda a unos estratosféricos 77,37 Gb/s. Soporta tasas de refresco de 144 Hz en 4K, eleva a 120 Hz la de 8K e introduce soporte para los 16K (30 Hz) que HDMI no soporta todavía. Es, de largo, la interfaz de pantalla de mayores prestaciones de la industria, pero no está demasiado extendida.

¿HDMI o DisplayPort en juegos PC?

Las últimas versiones de ambas interfaces son tan avanzadas que el grueso de los consumidores tendrá sus necesidades cubiertas con cualquiera de ellas. Las tarjetas gráficas, tanto dedicadas como integradas, tienen salidas de ambas, al igual que los monitores disponen de las entradas correspondientes. Hay cableado de todo tipo y también adaptadores de unos a otros, aunque se pierdan prestaciones.

Pero el usuario que quiera jugar en PC a un cierto nivel seleccionará DisplayPort como la interfaz de referencia. HDMI 2.1 se ha acercado en prestaciones, pero todavía queda por debajo en varios apartados como el ancho de banda o la resolución soportada.

Si usas una tarjeta gráfica de NVIDIA y un monitor que soporte la tecnología de sincronización de imágenes G-Sync, la elección está aún más clara a favor de DisplayPort ya que el gigante verde no soporta HDMI en este tipo de configuraciones.

Lo mismo podemos decir si quieres usar configuraciones multi pantalla. DisplayPort marca distancias sobre todos los demás ya que una de sus ventajas es su capacidad para sacar contenido de vídeo a múltiples pantallas a través de la tecnología Multi-Stream Transport (MST). El puerto es “divisible” a través de concentradores y las pantallas pueden conectarse en cadena. Es un apartado que no tiene (ni tendrá por concepto) HDMI.

En resumen: DisplayPort debe ser la interfaz de elección para jugadores en PC. Está especialmente diseñado para ordenadores personales y ofrece mayores prestaciones y posibilidades que HDMI, más especializado para conectar dispositivos multimedia a grandes pantallas como televisores o consolas de videojuegos donde no está disponible Display Port.

Source

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.