Lo mejor en Redes

Microsoft Store vuelve a permitir las aplicaciones de código abierto

0

Microsoft introdujo hace un mes una serie de restricciones en su tienda digital que ponía coto a los precios excesivos y al cobro por las aplicaciones gratuitas. Las intenciones de la corporación pudieron ser buenas, pero al final le llovieron las críticas debido a que tomó una medida muy drástica para un problema con más aristas de las que aparenta.

Parece que el gigante de Redmond intentó contribuir en la lucha contra uno de los principales problemas a los que se enfrenta el código abierto: el parasitismo. Básicamente, se trata de cuando alguien coge código abierto y gratuito desarrollado por otra persona y gana dinero con él sin dar nada a cambio. Los casos más extremos son esas aplicaciones gratuitas que luego son vendidas por un tercero y no por el desarrollador o los desarrolladores originales. Desgraciadamente, los desarrolladores originales como mucho solo pueden pedir la retirada de la marca, y eso si la tienen registrada.

Tristemente el parasitismo, que no en pocos casos deriva en estafa desde el punto de vista moral, es algo que está muy extendido y que ha provocado que muchos hayan acabado desencantados con el software libre y el código abierto, así que, como posible medida de apoyo contra esa práctica, las políticas de la Microsoft Store fueron cambiadas para prohibir la venta de aplicaciones gratuitas de código abierto. Sin embargo, si el parasitismo es algo que acompaña al código abierto desde hace mucho tiempo sin que haya sido resuelto, es porque probablemente sea un problema irresoluble.

Por un lado tenemos proyectos de código abierto legítimos que se basan en otros que también son de código abierto y gratuitos, mientras que por otro están las aplicaciones que se pueden obtener de forma gratuita desde el sitio web oficial y son de pago en tiendas mainstream como Steam, Play Store, App Store o la propia Microsoft Store. Un ejemplo socorrido de esto es Mindustry, un juego de tipo tower defense y publicado como software libre que se puede obtener de forma gratuita desde su web oficial y que es de pago en Steam. Aquí los responsables originales de la aplicación están detrás de las dos formas de distribución, así que las versiones de pago de Mindustry existen para contribuir al sostenimiento del proyecto.

Mindustry es un videojuego publicado como software libre que puede ser gratuito en su web y es de pago en Steam

Mindustry es un videojuego publicado como software libre que puede ser gratuito en su web y es de pago en Steam.

Tras el revuelo generado por los cambios aplicados hace un mes en la Microsoft Store, la compañía publicó dos semanas después una clarificación inicial diciendo que no prohibiría las aplicaciones de código abierto. Más recientemente ha terminado de rectificar para cambiar la orientación de su política.

Giorgio Sardo, gerente general de aplicaciones, socios y Tienda en Microsoft, ha dicho a través de su cuenta de Twitter que “para aclarar nuestra intención, eliminamos la mención anterior a los precios de código abierto. Estamos comprometidos a construir una tienda abierta y permitir opciones y flexibilidad a los desarrolladores. Si hay inquietudes sobre la propiedad intelectual de una aplicación, informe de ello a través de aquí”.

La documentación oficial del gigante de Redmond ha recogido las siguientes actualizaciones en torno a las políticas de la tienda:

  • Actualización 10.8.7 para eliminar el lenguaje relacionado con el código abierto u otro software gratuito.
  • Actualización 11.2 agregando un enlace al formulario de informe de infracción en línea de Microsoft.

Al parecer la compañía se va a centrar en las violaciones de propiedad intelectual en lugar de prohibir directamente la venta de aplicaciones de código abierto. ¿Significa esto que vuelve a ser posible clonar Kdenlive para venderlo luego con otro nombre? Si uno entiende textualmente lo publicado por la compañía, lo lógico es pensar que sí, aunque siempre es mejor consultar las normas de la tienda, cuya última versión entrará en vigor el 18 de agosto de 2022 al menos en Estados Unidos.

Source

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.