Lo mejor en Redes

Kingston FURY Renegade DDR5 y DDR5 RGB, hasta 6.400 MT/s

0

Desde que empezamos a saber sobre el estándar DDR5, quedó claro que debíamos esperar un importante salto de rendimiento con respecto a su predecesor, DDR4, que a día de hoy todavía es la opción mayoritaria. Y sabemos que, con el salto a la arquitectura ZEN 4, AMD apostará en exclusiva por este nuevo estándar. Intel, por el contrario, aún permitirá el uso de DDR4 con Raptor Lake, si bien «empujará» a fabricantes y ensambladores a que se decanten mayoritariamente por DDR5, probablemente con la intención de eliminar el soporte de DDR4 el año que viene con Meteor Lake.

Esta perspectiva de futuro, sumada a la mejora que está experimentando ya desde hace unos meses el mercado de los semiconductores, está dando lugar a que veamos una importante bajada en los precios de la memoria DDR5, algo que resultaba imprescindible para acelerar su adopción. Pero no solo eso, al igual que ya podemos encontrar memoria DDR5 más barata que nunca, los fabricantes también están llevando al mercado nuevos modelos de memoria de mayor rendimiento, diseñados para exprimir al máximo lo que permiten las especificaciones del estándar.

Tal es el caso de Kingston, que acaba de presentar sus memorias Kingston FURY Renegade DDR5 y Kingston FURY Renegade DDR5 RGB, una propuesta premium, dirigida a los usuarios que buscan el mayor rendimiento posible, y que para tal fin no dudan en recurrir al overclocking, pero que desean practicarlo con seguridad, sin comprometer la estabilidad de sus sistemas y sin complejos y arriesgados sistemas de configuración.

Kingston FURY Renegade DDR5 y DDR5 RGB, hasta 6400MT/s

En lo referido a rendimiento, los módulos Kingston FURY Renegade DDR5 son capaces de ofrecer velocidades de hasta 6.400 mega transmisiones por segundo (MT/s), con un valor de latencia CAS de tan solo 32 (32CL). Y para proporcionar una mayor fiabilidad, cuentan con verificación ECC en el chip (On-Die ECC), así como con dos subcanales independientes de 32 bits, lo que permite mejorar la eficiencia en la gestión de datos con procesadores multinúcleo.

Si hablamos de overclocking, más concretamente de comodidad y seguridad, los Kingston FURY Renegade DDR5 y DDR5 RGB cuentan con certificación Intel XMP 3.0, es decir, que los usuarios podrán acceder a ajustes de velocidades y voltajes previamente configurados de fábrica, de manera que tan solo será necesario escoger el modo deseado y empezar a emplearlo. Pero para los más aventureros, las memorias FURY Renegade DDR5 de Kingston cuenta con un PMIC programable para XMP 3.0, que admite hasta dos perfiles personalizables que el guardarán directamente en el módulo DIMM.

La diferencia entre ambos modelos la habrás deducido, sin duda, por su nombre, y es que los módulos Kingston FURY Renegade DDR5 RGB cuentan con iluminación RGB dinámica y personalizable, que podremos controlar mediante Kingston FURY CTRL o el software RGB del fabricante de la placa base. Adicionalmente, también son compatibles con la tecnología Kingston FURY Infrared Sync, lo que permite su sincronización con otros elementos mediante infrarrojos.

 

Más informacíón: Kingston

Source

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.