Lo mejor en Redes

Estamos a las puertas del final de la compra de tarjetas gráficas para minar criptodivisas

0

El mercado de las tarjetas gráficas para consumo general ha pasado por una etapa complicada, esto no admite ninguna discusión. La alta demanda derivada del minado de criptodivisas, unida a la especulación de los revendedores, dio pie a la peor crisis que hemos vivido hasta el momento. Sé que muchos recordaréis la crisis de 2016, y sí, es cierto que aquella también fue grave, pero no tanto como la que arrancó a finales de 2020. La situación fue tan mala que incluso compartimos con vosotros esta guía de «supervivencia».

La razón es muy sencilla, en esta última crisis hubo un momento en el que era literalmente imposible comprar una tarjeta gráfica que no fuera de gama de entrada como las GeForce GT 710 y similares, ya que incluso las Radeon RX 550 y modelos equivalentes estaban agotados. Posteriormente se intentó paliar la situación relanzando las GTX 1050 y GTX 1050 Ti, así como otros modelos de gama baja o media baja, pero fue una medida ineficaz por el precio disparatado que alcanzaron.

Las tarjetas gráficas de gama baja, media-baja y superiores llegaron a triplicar sus precios, y la situación no cambió ni siquiera cuando la disponibilidad empezó a mejorar. Por suerte, en los tres últimos meses hemos visto una evolución positiva para el usuario gracias a una tendencia muy marcada a la normalización de los precios, y ahora sabemos, gracias al CEO de ASUS, que el interés en las tarjetas gráficas como herramienta para minar está desapareciendo.

Adiós a la compra de tarjetas gráficas para minar criptodivisas, ¿pero por qué, y qué supondrá para el usuario?

tarjetas gráficas

Que el CEO de ASUS haya dado esta información hace que sea totalmente fiable, ¿pero qué hay detrás de ella? Para entender todas sus implicaciones es necesario elaborar un análisis profundo, y eso es precisamente lo que voy a compartir con vosotros. Lo primero que hay que tener claro es que una pérdida de interés no equivale en sentido estricto a una caída de la demanda. Cuando baja la demanda, el interés en un producto puede seguir existiendo y se produce una situación menos grave que cuando dicho interés desaparece.

Si no hay interés en un producto, este deja de tener sentido, al menos para el uso al que iba dirigido por parte de ese público. En el caso de las tarjetas gráficas estaríamos ante el final de la compra de dicho componente para minar criptodivisas, y esto podría derivar en una normalización absoluta, y quizá inminente de los precios. En caso de que esto ocurra, puede que se produzca también una inundación del mercado de tarjetas gráficas en el mercado de segunda mano, que los precios bajen a niveles muy apetitosos y que queden incluso por debajo de sus precios recomendados.

Mirando más a medio plazo, esto también debería tener un impacto positivo en el precio y en la disponibilidad de las tarjetas gráficas de próxima generación, las GeForce RTX 40 y las Radeon RX 7000, siempre que los especuladores no hagan de las suyas. No quiero pecar de optimista, pero la verdad es que ahora mismo la sensación que tengo es bastante positiva en este sentido. Hay que recordar también que, al final, llegará el momento en el que no se pueda minar Ethereum con tarjetas gráficas, y que esto sucederá, en el mejor de los casos, dentro de unos meses.

Todo esto suena muy bien, ¿pero por qué se ha producido esa pérdida de interés? La razón principal ha sido la bajada continuada en la rentabilidad del minado utilizando tarjetas gráficas, seguida de la cercanía de ese importante cambio en el minado de Ethereum, y rematada por el reciente hundimiento de las criptodivisas, un batacazo tan enorme que ha supuesto una pérdida del 99% de su valor. Con todas las cartas sobre la mesa, estoy bastante convencido de que estamos ante un escenario de «no retorno», y esto es algo positivo para el usuario.

La entrada Estamos a las puertas del final de la compra de tarjetas gráficas para minar criptodivisas es original de MuyComputer

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.