LocalesOthón P. BlancoPrincipal

Maestros se resisten a las clases presenciales, a pesar de la vacuna contra COVID-19

0

CHETUMAL, Quintana Roo, 18 de enero. – A pesar de contar con el refuerzo de la vacuna contra COVID-19, profesores aseguran que hay condiciones adecuadas para regresar a clases presenciales, informó el Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Sección 25, Fermín Pérez Hernández.

Al iniciar la aplicación de la vacuna contra COVID-19, a más de siete mil profesores de los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar.

El secretario general de la Sección 25 Del SNTE, afirmó que ante el llamado de la Secretaría de Educación en Quintana Roo, Ana Isabel Vázquez, para regresar a clases presenciales debido a que la educación virtual permitió la perdida de 5 mil estudiantes en la entidad.

Los profesores de la entidad proponen que cada escuela “se organice” a su manera, además de mejorar las condiciones físicas de los planteles.

 “Los profesores me han expresado que no le ven caso hacer presencia, cuando corren riesgo de contagiarse, no todos los contagios se dan en fiesta muchos pueden ser en el trayecto a sus centros de trabajos”, indicó.

El Secretario del SNTE en Quintana Roo minimizó la problemática por la falta de herramientas tecnológicas para que los estudiantes puedan continuar con sus estudios de forma virtual, pues aseguró “que los maestros han hecho lo necesario para que las tareas les lleguen”.

“Los alumnos que han abandonado las escuelas no es por culpa de los maestros, es por una situación de protección de los padres, unos no se conectan porque también los papas no están atentos, y otros no tienen la tecnología”, aseguró.

Repartió la responsabilidad de esta situación entre la autoridad educativa, padres de familia y docentes, al no haber un estrategia conjunta para cuidar los planteles, y justificó que muchos de los daños fueron provocados fuera de horario laboral del personal de intendencia.

Finalmente dijo que el magisterio busca laborar desde la comodidad de sus hogares, pues ahí sí cuentan con conexión a internet para las clases virtuales.

Debido a que en los planteles no hay jóvenes ni padres que acudan a buscar a los profesores, por lo que hace innecesaria su presencia.

Finalmente dejó en manos de las familias la obligación de que cuenten con las herramientas para que se pueda combatir el rezago educativo.

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.