Lo mejor en Redes

Su bello Lamborghini Huracan terminó dentro de un lago por un pequeño error… confundió el acelerador con el freno

0

Los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento, pero hay que estar siempre atentos porque hay algunos que podemos evitar y así no tener que sufrir las consecuencias, como que tu querido automóvil superdeportivo, que te costó miles de dólares, termine dentro de un lago.

Un hombre de 31 años conducía su Lamborghini Huracan en un estacionamiento cercano al lago Mondsee, en Austria, cuando de repente parece que su cerebro tuvo una breve distracción y en lugar de pisar el freno, puso su pie en el acelerador y terminó con todo y vehículo dentro de un lago.

Mientras el conductor intentaba salir de un estacionamiento cercano al lago, se confundió y aceleró en lugar de frenar y ya no pudo controlar el vehículo que salió disparado hacia el agua. Afortunadamente, su acompañante no estaba dentro del vehículo, ya que había bajado para darle indicaciones al conductor de cómo salir del estacionamiento sin problemas.

Debió haber confundido los pedales del freno y el acelerador y se desplazó hacia atrás, hacia el Mondsee. El vehículo se hundió a unos 15 metros de la orilla, a una profundidad de unos cinco metros. El conductor pudo escapar del vehículo y nadar hasta la orilla.

-Información de la policía local

Este incidente ocasionó una fuerte movilización de elementos de rescate y equipo para realizar las maniobras pertinentes y sacar el auto, cuyo valor es superior a los 220 000 dólares. Todavía no hay un estimado de los daños, aunque seguro serán considerables por el impacto entre las rocas y, por supuesto, que se haya llenado completamente de agua.

Se requirió de mucho cuidado para recuperar el valioso auto deportivo, pero junto con cinco buzos del servicio de bomberos, un globo de recuperación y una grúa, mi equipo logró sacar el vehículo del lago con cuidado.

-Bernhard Strobl, miembro del Cuerpo de Bomberos

[embedded content]

El conductor fue trasladado a un hospital, pero solo presentó heridas leves. Lo que más le dolió no fue el impacto, sino ver su querido Lamborghini Huracan dentro del lago. Esto le enseñará a tener más cuidado la próxima vez que conduzca cualquier vehículo, porque esos “pequeños errores” pueden ser muy costosos.

Fuente La guía del Barón

Comments

Comments are closed.