LocalesPrincipal

Quintana Roo: Crece 55 por ciento violencia contra niños y adolescentes

0

Cancún, Quintana Roo, 15 de Septiembre de 2021.- Durante el aislamiento social ocurrido durante la pandemia, los índices de violencia física, sicológica y sexual en contra de niñas, niños y adolescentes en Quintana Roo se han incrementado en comparación con 2019; sobre todo en lo que va de este año, en el que se registra un aumento de 55 por ciento, según cifras de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

La secretaria ejecutiva del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) en Quintana Roo, Norma Salazar Rivera, detalló que hasta el 2019 las y los menores se hallaban inmersos en actividades escolares, deportivas o culturales, pero a raíz de la pandemia permanecen más en espacios como sus casas o las de algún familiar, amigo o vecino.

Citó que de acuerdo con la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, en 2019 se registraron 623 casos de violencia; pero para 2020 esto se incrementó a 655, y en lo que va de este año suman ya 971 casos de violencia. En primer término se halla la violencia física, luego la sicológica y en tercer término la sexual. 

La funcionaria dijo que por ello es importante que durante la pandemia no se suspendieron acciones para prevenir este flagelo pues a nivel nacional el SIPINNA acordó con los gobernadores de todas las entidades federativas realizar 15 acciones indispensables para garantizar los derechos de los menores, como salud, alimentación y actividades físicas, registro civil, atención ante violencia, apoyo emocional, agua potable y saneamiento, educación, grupos de vulnerabilidad, acceso a internet, radio y televisión, primera infancia, entre otras.

El Sipinna implementó un mecanismo para poner fin a la violencia contra niñas, niños y adolescentes, puesto en marcha como parte del plan Sin Violencia en Casa, que impulsa el gobierno del estado y que se ha realizado de manera interinstitucional entre las dependencias responsables.

Cuando este mecanismo conoce de algún caso de violencia en contra de menores, el reporte es difundido mediante un grupo específico, lo que deriva de carpetas y expedientes monitoreados en tiempo real.

“Estamos ante una crisis humanitaria a nivel mundial, generada por un virus que afecta la salud de las personas y al convertirse en pandemia impactó en los sectores económicos, y para el caso de las niñas, niños y adolescentes, les alejó de las aulas privándoles de otros derechos que forman parte de su desarrollo armónico como el derecho al juego, a la convivencia armónica, a una vida libre de violencia entre otros y el confinamiento ha afectado la dinámica natural”, explicó Norma Salazar.

Abundó en que las crisis de ansiedad o depresión son los síntomas más expuestos en las llamadas de auxilio, por lo que las actividades se han enfocado en el seguimiento emocional, apoyo con despensas, ayuda escolar, alojamiento, transporte, atención médica, y asesorías jurídicas. Añadió que se trabaja en la eliminación de métodos de crianza que son nocivos para el desarrollo de los menores, tales como el castigo corporal.

Fuente: La Jornada Maya

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *