Parquimetros1Playa del Carmen.- El Ayuntamiento de Solidaridad no ha querido informar sobre el proceso de licitación de parquímetros, cuya necesidad ya fue aprobada en sesión de Cabildo, acusó Hugo González Reyez, secretario de Acción Política de la Unión General de Obreros y Campesinos de México en Quintana Roo (UGOCM), quien ya interpuso una solicitud de transparencia desde el 22 de noviembre, todavía sin respuesta.

En conferencia de prensa, González Reyes destacó que la autoridad está obligada por el artículo octavo de la Constitución a dar respuesta en un plazo menor a 15 días a la información que los ciudadanos soliciten por escrito y los cauces adecuados, no obstante, dijo, es claro que a la presidenta municipal, Cristina Torres Gómez, no le interesa dar respuesta.

“Es preocupante, pues nos damos cuenta que las autoridades son insensibles y que quieren imponer a rajatabla sus proyectos, que son económicos”, declaró.

“Debiéremos tener una policía de Tránsito eficiente, que cuide la fluidez de la circulación en el centro, pero no, es más fácil decir ‘vengan los parquímetros’ a hincharlos de lana, coincidentemente, con un tiempo electoral”.

“Ignoro si estos recursos vayan a la campaña de Cristina, si se quiere reelegir, que yo pienso que sí”, añadió. “¿Dónde irá este dinero, y por 15 años?”

Cuestionado sobre los dichos del regidor César Navarro, quien indicó que todavía no existía la licitación como tal, González Reyes aseveró que tanto él como el resto que votó a favor son “lacayos de quien tiene el dinero.”

“Si la cocinera les tapa la olla, no comen; por eso ellos levantan la manito”, se burló y recordó que durante una sesión ordinaria del Cabildo de Solidaridad se habló de la concesión, de la empresa concesionaria y del tiempo que pretenden entregar la concesión.

“Todas estas versiones son precisamente las que nos hacen solicitar la información detallada, la cual no puede cambiar, y entiendo que por ello la autoridad se niega a informar”, señaló enfático.

Ante la negativa del Ayuntamiento a cumplir con un mandato constitucional es que la UGOCM determinará a través de sus abogados la forma en que habrán de solicitar un amparo que obligue al Ayuntamiento a cumplir con lo que la Constitución determina, “pues ellos no son los dueños de nada, son nuestros empleados y deben responder como tales”, concluyó.

MR. Poppy
captcha