autopsiaEl hombre fue encontrado inconsciente en su celda y al ser revisado por médicos fue declarado sin signos vitales. 

Un preso que se encontraba en la morgue tras ser declarado muerto resucitó justo antes que médicos forenses le fueran a realizar la autopsia de ley, esto en la región de Asturias en España.

Gonzalo Montoya Jiménez, de 29 años de edad se encontraba cumpliendo una condena, cuando fue encontrado inconsciente en su celda. Al ser examinado por dos médicos del centro penitenciario, fue declarado sin signos vitales.

Al encontrarse en el depósito del Instituto de Medicina Legal, en Oviedo, Montoya recobró el conocimiento antes de que fuera examinado por el médico forense. 

Especialistas señalaron que pudo tratarse de un caso de catalepsia, condición donde los signos vitales se desaceleran hasta el punto de hacerse imperceptibles y creer que la persona está muerta. 

 

appstore.png Android-Application-Stores.png

aplicaciones ola

FacebookTwitterGoogle BookmarksPinterest
MR. Poppy
captcha