1937953El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, minimizó hoy las tensiones que surgieron en la cumbre del G7 entre el presidente estadunidense, Donald Trump, y sus aliados en Canadá y la Unión Europea (UE), y pronosticó que esas relaciones seguirán siendo "sólidas" a pesar de ese bache.

Pompeo no quiso responder a la pregunta de, si comparte la opinión de unasesor comercial de Trump, Peter Navarro, quien dijo ayer domingo que hay "un lugar especial en el infierno" para el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

El jefe de la diplomacia estadunidense aprovechó la ocasión para agradecer a la UE el apoyo que ha mostrado a la estrategia de Estados Unidos hacia Corea del Norte, y a la decisión de Trump de reunirse este martes en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong Un.

No estaríamos en este lugar, no tendríamos esta oportunidad histórica sin el trabajo que han hecho nuestros aliados europeos", recalcó Pompeo.

Trump retiró hace dos días su apoyo al comunicado de la cumbre del G7, celebrada en La Malbaie (Canadá), y lo justificó por unas declaraciones de Trudeau sobre los aranceles que Washington ha impuesto al acero y el aluminio proveniente de ese país y de la Unión Europea (UE), entre otras naciones.

Francia y Alemania han criticado ese gesto de Trump, quien además acusó a Trudeau de "sumiso", "deshonesto" y "débil" y le amenazó con imponer aranceles a las exportaciones canadienses de automóviles.

Desde Singapur, Trump tenía hoy todavía la mente en las tensiones comerciales con sus aliados del G7, como demostró en una serie de cinco tuits sobre el tema.

¿Por qué debería yo, como presidente de Estados Unidos, permitir que los países sigan consiguiendo Superávits Comerciales Masivos, como han hecho durante décadas (...)? ¡No es justo para el PUEBLO de Estados Unidos!", escribió Trump.

appstore.png Android-Application-Stores.png

aplicaciones ola

CURRENCY RATES
Powered by ExchangeRates.org.uk
captcha 
MR. Poppy
FacebookTwitterGoogle BookmarksPinterest