EST13879506970d69f 0La decisión del presidente de Estados Unidos Donald Trump de reunirse con el mandatario norcoreano Kim Jong Un “no resultó de ninguna manera sorpresiva”, dijo el secretario de Estado Rex Tillerson el viernes, menos de 24 horas después de que el jefe diplomático estadounidense señalara que aún no estaban dadas las condiciones para negociar con Norcorea, informa CNN.



Hablando con reporteros en Dibouti, la escala más reciente de su gira de una semana por África, Tillerson explicó el súbito cambio señalando que se trató de una decisión “que el propio presidente tomó” luego de “pensar por algún tiempo” en el asunto. Se dio tras un cambio “bastante dramático” de postura por parte de Kim, añadió.

La impactante noticia, anunciada la noche del jueves en la Casa Blanca por una delegación surcoreana, fue recibida con cauto optimismo por China y los aliados estadounidenses en la región.

De realizarse, la junta representaría un hito sin igual durante los 70 años de estancamiento de las relaciones entre Estados Unidos y el aislado país. Sería mucho más notable dada la historia de insultos, amenazas y retos que estuvieron lanzándose los dos mandatarios.

Aún no se dice quién asistirá a la reunión —la primera entre un presidente estadounidense en funciones y un líder coreano— fuera de Trump y Kim.

Pero el avance acerca al régimen norcoreano a su deseo de ser reconocido en el escenario internacional, ofreciendo a Trump la atractiva posibilidad de una victoria diplomática histórica, si bien resulta difícil pronosticar las consecuencias de un albur con tanto en juego.

Los aliados de Estados Unidos en la región han respondido con cauto beneplácito al anuncio al tiempo que prometen mantener una intensa presión diplomática y económica sobre Norcorea.

Norcorea aún no ha respondido a la noticia en torno a la decisión de Trump de reunirse con Kim.

Horas antes de darse a conocer la noticia, Tillerson había manifestado que las pláticas directas entre Estados Unidos y Norcorea aún se preveían para un futuro distante.

“Nos falta mucho para sostener negociaciones. Nada más necesitamos ser muy precisos y realistas al respecto”, dijo el jueves Tillerson en Etiopía. “Todavía no sé, hasta que podamos reunirnos en persona con representantes de Norcorea, si existen las condiciones correctas para pensar incluso en negociar”.

Al día siguiente, el jefe diplomático insistió en que Estados Unidos “llevaba tiempo diciendo que estamos dispuestos a realizar pláticas” con los norcoreanos y que la decisión de Trump “no era sorpresiva”, habiéndose tomado después del reciente diálogo entre las coreas y de contactos mediante otros canales.

Tillerson intentó asimismo distinguir entre pláticas y negociaciones, diciendo: “con respecto a las plásticas con Norcorea, a diferencia de negociaciones —y creo que parece que esta diferencia es algo con lo que la gente sigue teniendo problemas— mis comentarios han sido que las condiciones no son las adecuadas para las negociaciones”.

Lo sorprendente fue el cambio de postura de Kim al reunirse con la delegación surcoreana, cuando el mandatario norcoreano dio muestras “no sólo de disposición sino de un fuerte deseo de las pláticas”, dijo Tillerson.

Los surcoreanos anunciaron que las pláticas podrían efectuarse en mayo; Tillerson dijo que harían falta “varias semanas” para acordar la fecha y la ubicación de la reunión.

appstore.png Android-Application-Stores.png

aplicaciones ola

CURRENCY RATES
Powered by ExchangeRates.org.uk
captcha 
MR. Poppy
FacebookTwitterGoogle BookmarksPinterest