rafaelmarquezExactamente 93 días después de celebrar su cumpleaños número 27, el 17 de Mayo de 2006, Rafael Márquez vivió algo que muy pocos pueden protagonizar: un auténtico renacimiento.

Si bien Zamora, Michoacán; fue la sede de su nacimiento terrenal, un 13 de febrero de 1979,  la fecha mencionada en el primer párrafo, con el Stade de France de SaintDenis como testigo, en un país que le acogió como una madre en su primera aventura europea, el “Kaiser” vio la luz del firmamento futbolístico: ganó la primera de las dos Champions League con el Barcelona que adornan sus vitrinas personales.

Tan simple como recordar que ni el mítico Hugo Sánchez, el todopoderoso romperredes de un Real Madrid de época, tuvo la fortuna de poder reconocerse como ganador, del torneo más prestigioso del balompié mundial a nivel de clubes.

Rafa Márquez libró un obstáculo tan alto como una montaña y puso el listón, para el que desee desbancarlo del olimpo del futbol mexicano, muy arriba.

Este día el cuatro veces mundialista con laSelecciónMexicana, y segundo máximo anotador delTrien ese mismo imperial escenario, toca los 39 años de vida. Envuelto quizá en problemas legales que han hecho que su nombre suene, últimamente, más ligado a acusaciones y autodefensa de las mismas, que a hazañas con la pelota.

En aquella primera tarde mágica de Márquez, el equipo culé, dirigido por Frank Rikjaard, se midió al primer heredero de la reputación que hoy en día sigue poniendo al Arsenal como un equipo de élite. En Saint Denis se dieron cita colosos por ambos bandos: Valdés, Puyol Rafa, Van Bronckhorst, Deco, Guily, Ronaldinho y Eto’o frente a Lehmann, Campbell Cole, Pires, Ljungberg y Henry.

La caseta de suplentes tanto del Barcelona como de los Gunners contaba también con magos, en aquel entonces noveles pero que a la larga se convertirían en íconos de estas playeras y de sus respectivas selecciones nacionales: Xavi Hernández, Andrés Iniesta y Robin Van Persie.

Rafael Márquez acompañó al “Tarzán” Puyol en la defensa central del Barcelona, siendo su privilegiado toque de balón la principal vía de construcción de los ataques de su equipo desde su portería.

El marcador final del encontronazo entre catalanes y londinenses fue de 2 goles a 1: Eto’o y Belleti le dieron a los primeros, a pesar del descuento de Sol Campbell, la oportunidad de ganar la segunda Champions League de su historia; la primera para el “Kaiser” de Michoacán y también para México.

Aquel día, en pleno 17 de mayo de 2006, previo al Mundial de Alemania, Rafael Márquez Álvarez tuvo su verdadero nacimiento como uno de los mejores futbolistas en la historia del balompié nacional.

El canterano del Atlas ganaría una segunda “Orejona” 3 años más tarde, aún sin pisar la cancha del estadio Olímpico de Roma por lesión. También era pieza clave de aquella máquina culé diseñada por Josep Guardiola, que a la postre se convertiría en uno de los mejores equipos de la historia.

Independientemente de esta consagración, en este, tu día entre los mortales…¡Felices 39, Capitán!

appstore.png Android-Application-Stores.png

aplicaciones ola

MR. Poppy
captcha